Barcelona se quedó con el Derby español

Messi convirtió tres goles en una noche mágica. El Barcelona le ganó como visitante por 4-3 al Real Madrid. En un partido al palo, el equipo del Tata Martino se levantó en el segundo tiempo y demostró que sigue teniendo hambre de campeón. Aplausos para todos...

Pardido. Partidazo. Un concierto de goles y pasiones. El fútbol, cada tanto, entrega obras como la de este domingo: un clásico que se jugó en el Bernabéu y que se saboreó por el mundo. Gana el Barsa. Empatan. Gana el Real. Vuelven a igualar. Penal para acá, penal para allá. Gana de nuevo Madrid. Y otro grito de Barcelona. Pero a la historia le falta un final feliz. Y llega. Lionel Messi, rompiendo adjetivos y récords, le avisa al universo que es el mejor. Le grita uno, dos, tres veces a los de Blanco. Consigue el triunfo del siglo. Un 4-3 indeleble. De pie, señores...

Unas 500 millones de personas, que siguieron este show por televisión, podrán decir que un 23 de marzo del 2014 fueron testigos de un tremendo juego. Que se hipnotizaron durante 90 minutos con la secuencia de goles de Iniesta, Benzema -por dos-, Messi, Ronaldo, Messi y Messi. Mucho Messi, sí.

Y eso que en el arranque, más allá de que el equipo de Martino se puso en ventaja, el Real Madrid lo arrinconó y estuvo a punto de dejarlo en la lona. Porque cada subida de Di María era un problema. Porque cada entrada de Benzema era un gol. O casi gol. El Real olfateaba la sangre del cuestionado equipo de Martino.

Sin embargo, en el final del primer tiempo, en un rapto de orgullo y genialidad, Messi levantó una pared con Neymar. Gol. Gol psicológico para ir tranquilo al vestuario. No fue fácil lo que faltaba. Porque una falta de Dani Alves a Cristiano Ronaldo fuera del área devino en penal. A CR7 no le importó el error del árbitro. Golpeó fuerte y pensó que estaba gritando el triunfo.

Lo que no se imaginaba Cristiano a esa altura era que a Messi le puede ganar un Balón de Oro pero no le puede quitar sus ganas de jugar al fútbol, de brillar, de ser el dueño de la pelota. Y la pelota le quedó a la Pulga. El tipo fue con el pecho inflado a patear un penal. Golazo. Otro penal. Golaaazo.
¿Valdrá la pena analizar la táctica? ¿Y la disposición estratégica de ambos equipos? ¿Y los aciertos y errores de uno y otro técnico? ¿Y la reivindicación del Tata Martino? ¿Y las posibilidades del Barsa que se arrimó a la punta? Tal vez, todo eso no sea tan importante. La principal respuesta que deja este clásico es que el fútbol existe. Que Messi existe. Es Real, con mayúscula.
 
Fuente: Diario Deportivo Olé.- 

Posted by orandeportivo on 21:23. Filed under , , . You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0

0 comentarios for Barcelona se quedó con el Derby español

Leave comment

Recent Entries

Recent Comments

Photo Gallery