Pueyrredón A, tiñó el clásico de rojo y negro

Fue un clásico cambiante, lo ganaba uno, lo ganaba el otro, al final fue empate, y en penales la sonrisa quedó en el rostro del rojinegro. De fútbol poco, pero garra, corazón y huevos muchísimo,  Pueyrredón sacó del campeonato al último campeón, utilizando la misma receta con la que se había consagrado el año pasado, definición por penales.



El partido fue áspero, raro, cortado, de muchas faltas, de roses constantes, digno de una final anticipada, digno de un partido clásico donde nadie regala nada, donde la mínima equivocación termina en derrota y festejo rival.

Pueyrredón se puso en ventaja, manejaba mejor la pelota, pero se equivocó mucho en defensa, el grandote de Takas Luís Zunini, ganó siempre por arriba, y es por esa via que llegó el empate cuando algunos todavía estaban festejando el primer gol del partido.

A la carga dijo Vargas y el rojinegro fue nuevamente, con mucha voluntad y en algunas ocasiones a los ponchazos, la pelota pasaba de la defensa al ataque sin termino intermedio, pero todo terminaba en rechazo de Los Takas, todas menos una, esa que recibió bien Javier Juárez y en el área se metió por medio de dos defensores, las piernas enredadas de defensas blancas, dio lugar al derechazo rasante y cruzado de Juárez para el segundo rojinegro.

El gol, la alegría, la euforia, los abrazos, los puños cerrados, quedaron en agarrón de cabeza cuando nuevamente por equivocación defensiva, Los Takas igualaban el partido. Pasaban los minutos, el equipo partido, el medio campo rojinegro ya no marcaba como los primeros minutos, se agrandó Takas y en otro descuido llegó el tercero cuando el tiempo reglamentario al juego ya estaba cumpliéndose, desazón, tristeza, maldiciones al aire, miradas al suelo, todo se derrumbaba en un abrir y cerrar de ojos.

Los segundos pasaban y nada, los jugadores rojinegros parecían chocar con una pared, un tiro libre defectuoso, rechazo de la misma índole, rebote y córner, el último del partido, todos miran los relojes, se acaba dice alguno, que vamos hacer no hubo suerte mociona otro pegado al alambrado, ahí fue Cuarto, acomodó la pelota, suben todos en busca del centro, sólo queda Beto mirando desde el centro del campo de juego, toma distancia, uno, dos, tres pasos, y saca el derechazo, alto fuerte, combado, salta el arquero, mete un puñetazo y adentro, gol grita uno con furia, se despiertan otros y estallan en un grito enrojeciendo sus gargantas, final del encuentro, la suerte no estaba esquiva 3 a 3 y a penales.


La definición comenzó chueca, erró el rojinegro arriba, y a la calle fue a parar la pelota, se pone en ventaja Takas y mantiene la diferencia, el quinto de Takas si lo hace ganan, y ahí fue su jugador, convencido, pateó fuerte, pero la pelota quedó en las manos del arquero rojinegro, la serie quedó igualada, se define uno y uno dice el árbitro, se equivoca Takas, es para Pueyrredón, pero no!! Se equivoca Pueyrredón, ahora si es para Takas, tampoco!! la serie sigue, vuelve a errar Takas y ahora sí, Pueyrredón acierta, ahora sí Pueyrredón festeja, ahora si todos saltan y gozan un triunfo de dientes apretados, algunos agradecen a San Expedito, otros se abrazan y gritan de alegría, el rojinegro esta en semifinal, Pueyrredón A respira tranquilo después de tanta agitación, la semifinal está en el bolsillo, la suerte está de su lado, nunca los dejó, ni cuando estuvo a punto de descender y menos ahora que está a dos pasos de conseguir otra estrella.

Final

Pueyrredón A 3 (9) – Los Takas 3 (8).   

Los otros resultados 
Aeroparque A 0 - Pueyrredón B 1
Bº Güemes 0 - Bº Piacenza 2
ADP 2 (4) - Mitre B 2 (5)

Los semifinalistas 
Pueyrredón A 
Pueyrredón B 
Bº Piacenza
Mitre B  

Foto 1: Pueyrredón A
Foto 2:  Festejo de Pueyrredón A
Foto 3: Festejo de Mitre B.
Escrito por: Hugo Vargas.-

Posted by orandeportivo on 0:32. Filed under , , . You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0

0 comentarios for Pueyrredón A, tiñó el clásico de rojo y negro

Leave comment

Recent Entries

Recent Comments

Photo Gallery