Boca noqueó a River

Boca lo noqueó a River en el final del partido gracias a un par de bofetazos de Pavón y Pérez. El equipo del Vasco quedó como único líder del torneo y los hinchas se fueron cantando por la paternidad. Un triunfazo antes de los clásicos de la Copa.

El Súper, la punta y la Copa. Boca se quedó con todo. Con lo que pasó y con la ilusión de lo que viene. El equipo de Arruabarrena sacudió a River con un 2-0. Lo noquéo. Le dio dos golpes letales. Lo dejó contra las cuerdas con un par de cosas que empieza con P. Con el gol de Pavón, con el grito de Pérez y con la mística de la paternidad de otros tiempos, como cuando un cabezazo de Guerra o un bastonazo de Palermo decidían los finales de estos partidos. Con más voluntad que juego, con más garra que toque, se fue de la Bombonera feliz. Y muy bien parado con miras a los próximos clásicos de la Libertadores.
Los cambios de Arruabarrena fueron los que le dieron a Boca este triunfazo -triunfazo más por el resultado que por lo que dejó el equipo en el campo-. Es que el partido había sido demasiado equilibrado, con dominios cambiantes, lleno de pelotazos, sin claridad, con un par de palos por lado. Pero el Vasco advertía que sus jugadores habían perdido la pelota. Por eso puso a Gago por Chávez. Y luego buscó la velocidad de Pavón y la marca de Pérez para intentar recuperar cierto dominio en el manejo del juego. Estos dos últimos personajes, casualidad o no, le regalaron la victoria.

A River le fallaron algunos jugadores que han sostenido el proceso de Gallardo. Por empezar, Teo Gutiérrez, nuevamente en deuda en materia de superclásicos. Pero también se equivocó Barovero en la jugada del gol de Pavón. Un tiro que se le coló por el primer palo y que dejó a todo su equipo en rojo.
Pero que quede claro que nunca se vio con certeza cuál de los dos equipos estaba más cómodo en la cancha. Porque de a ratos River sufría por la dificultad que tenía para saltear la línea de presión de Boca y en otros Boca padecía las transiciones de River. En ese ida y vuelta, los del Vasco contaron un poco más de claras: el palo de Osvaldo y la jugada en que Chávez se perdió el gol con el arco de frente. Las respuestas llegaron con un bombazo de Carlos Sánchez. Pero luego, poco y nada. Ni de un lado ni del otro.
Lo lindo que tiene el fútbol son las sorpresas. Y Boca sorprendió a River por las bandas y le destrozó el centro de su defensa. Por ahora sólo terminó un capítulo de esta historia. Pero cerró de la mejor manera. Con una P gigante...


Foto 1: Pavón festejando el primer gol.
Foto 2: gago y Osvaldo festejan el triunfo de Boca.
Texto: Diario Deportivo Olé. 

Posted by orandeportivo on 23:54. Filed under , , . You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0

0 comentarios for Boca noqueó a River

Leave comment

Recent Entries

Recent Comments

Photo Gallery